miércoles, 2 de julio de 2014

¿Cuándo uno pasa de hetero a homosexual o bisexual y viceversa?

La siguiente redacción no es mía, sino de una usuaria en un foro que ya no existe. Me lo encontré hace un tiempo e hice una copia porque me pareció muy interesante y creo conveniente compartirlo para que se entienda mejor algo de lo que hablo en la entrada de Conceptos y curiosidades sobre asexualidad y sexualidad.

Alcaración: la usuaria con nick Yo_Misma estaba de pareja con la única mujer de la que se había sentido atraída y enamorada en su vida. Aunque en un pasado se pensaba heterosexual, en el momento presente decía que no se fijaba en hombres y sólo tenía ojos para su chica. La novia lesbiana le decía a Yo_misma: "tú no eres lesbiana" a pesar de que ella no le hacía nunca comentarios sobre chicos, al contrario que la novia lesbiana que sí que reconoció alguna vez que algún chico era guapo.

"Todo lo cual a mí me lleva a plantearme:

- ¿Cuántas mujeres te tienen que gustar para ser lesbiana? ¿Basta con dos? ¿Tres? ¿Un 51%? ¿Mujeres y sólo mujeres?- ¿En qué momento puede una empezar a decir que es lesbiana? Porque imaginemos, Yo_Misma, que tu relación con tu churri funciona muy bien y de repente ¡Paf! Han pasado diez años y sigues con ella. Si en esos diez años ella es la única mujer que te ha gustado, pero también la única persona que te ha gustado, ¿eres lesbiana o no?


- E inversamente, ¿Cuántos deslices bastan para dejar de ser lesbiana? Llevo 19 años acostándome con mujeres. Si mañana me pillo locamente por un hombre y me lo f**** hasta por las orejas ¿basta con eso para que ya no me pueda considerar lesbiana? Y si después de un tiempo me aburro del tipo y vuelvo a dedicarme exclusivamente a cortejar damiselas, ¿recupero mi lesbiandad?
- Si a mí me gustan muchísimo las mujeres pero ocasionalmente encuentro atractivo a un hombre ¿puedo seguir diciendo que soy lesbiana? ¿cuánto de atractivo? ¿importa si tengo algo con él o basta con desearlo? ¿Y si sólo es muy de vez en cuando?
- ¿Se puede ser lesbiana sin querer? Esto es, si tú te acuestas con una chica y te enamoras de una chica pero no te consideras lesbiana ¿puedes serlo igualmente?

¡Qué lío!

No parece existir un criterio unívoco para definir quién es lesbiana. Existen muchos elementos de referencia móviles. Temporales, porcentuales, cuantitativos, volitivos.

Si te fijas en cada mujer individual te darás cuenta de que es súper difícil encontrar a una sola lesbiana que se ajuste a todos los criterios. Si nos ponemos tiquismiquis no queda una lesbiana con cabeza ni en este foro. Todas tenemos ambigüedades. Todas somos complejas. Todas somos cambiantes. "La lesbiana" es una categoría en que poca gente encaje perfectamente.

Y sin embargo no se puede decir lo mismo de la heterosexualidad. Hay muchísima gente que vive su vida entera sin un solo contacto con Este Lado. Muchas mujeres que jamás se fijan en una mujer y muchos hombres que jamás se fijan en un hombre. Que no se plantean ni se cuestionan jamás ser otra cosa que heterosexuales.

Esto es así porque la heterosexualidad no es sólo una orientación del deseo. La heterosexualidad es sobre todo una norma social. Un estándar de normalidad social. Una cosmovisión. La heterosexualidad se da por supuesta en prácticamente todo el mundo hasta que se demuestre lo contrario. Se considera que lo normal es ser hetero. Por eso la mayoría llegamos al lesbianismo desde el cuestionamiento de nuestra heterosexualidad. A Este Lado siempre se llega desde el otro. Rara vez es al revés.

En mi opinión la falta de cuestionamiento es lo más distintivo de la heterosexualidad frente a la homosexualidad. Se es heterosexual mientras el hecho de que los hombres y las mujeres se deseen entre sí cubre todo el horizonte de posibilidad de la vida de la persona. Por supuesto que los heterosexuales saben que existimos personas que no somos heteros, pero creo que la heterosexualidad como estándar se basa en percibir el deseo homoerótico como totalmente ajeno y totalmente impensable, como algo que le sucede siempre a una minoría de personas que no se parecen en nada a una misma.

Por tanto, Yo_Misma, a mí me cuesta mucho decirte si eres o no eres lesbiana porque carezco de criterio objetivo alguno para decidirlo. Me costaría decidirlo en el caso de muchas que participan en este foro, porque cada una tiene sus historias particulares, las vividas y las sentidas. Sin embargo, lo que sí me atrevo a decirte es que seas o no seas lesbiana tú ya no eres heterosexual y te costará volver a serlo. Porque la heterosexualidad no es una orientación sexual sino una manera de ver el mundo, y para ti esa manera de ver el mundo ha entrado en crisis al desear y amar a una mujer. Quizá no estás en Este Lado, pero tampoco estás ya en el otro lado.

Yo_Misma, yo creo que tu novia se siente insegura. Como la mayoría de la gente, concibe la orientación sexual como una "cosa", con unas paredes sólidas que se imponen a una persona y constituyen parte de su naturaleza. Como ser gorda. Como ser pelirrojo. Como ser zurda. Una zurda puede acostumbrarse a usar la mano derecha para todo, pero su mano dominante es la izquierda a pesar de su voluntad, y tenderá a recuperar el dominio inconscientemente. Un pelirrojo se puede teñir, pero el pelo le seguirá saliendo rojo. Una gorda puede pasarse la vida a dieta y estar muy delgada, pero su cuerpo tenderá a sacar partido de todas las calorías y deberá controlar siempre lo que come para no volver a engordar: se puede ser gorda sin estarlo. Pues así cree tu novia que es el deseo. Y por eso creo que tu novia expresa un miedo cuando te dice que tú no eres lesbiana. Desde esta perspectiva, tú puedes querer a tu novia ahora pero si eres heterosexual más tarde o más temprano y sin poderlo evitar te fijarás en un hombre. Tu novia te expresa el miedo a que vuestra relación, por hermosa que ahora sea, esté condenada al fracaso. Cuestionar si tu naturaleza es lésbica o no lo es supone cuestionar si esta relación tiene o no tiene sentido. ¿De verdad te interesa plantearte esa pregunta o dejar que ella se la siga planteando?

Y en el fondo creo que algo de relación sí que tiene. Si "lesbiana" es sólo una etiqueta, ¿por qué no asumirla? ¿por qué no aceptarla? Todas tenemos claro que ninguna etiqueta puede agotar la diversidad y la mutabilidad de nuestros deseos. Que la lesbiana más lesbiana del mundo entero puede tener deseos ambiguos, y dejar de ser lesbiana pasado mañana sin previo aviso. Yo_Misma, ¡le podría pasar a ella que está tan segura de su lesbianismo! Insistir en lo lesbiana que es no le servirá para evitar enamorarse de la persona más inesperada... ¡como te pasó a ti!.  Una etiqueta no es nada, no nos evita nada, no nos asegura nada, no es un escudo ni una protección de ninguna clase, ni un refugio para el amor ... es un peso insignificante... ¡y lo que nos cuesta asumirla!

Chiquilla, si estás con esta mujer, la amas, la deseas, si ves un futuro con ella... Si vas por la calle de su mano y resistes la homofobia ambiente... Si soportas las preguntas tontas de amigos y conocidos como todas nosotras... Si te comes la cabeza con a quién, cuando y cómo contárselo o no contárselo... si además los hombres y conseguir un hombre han dejado de ser una prioridad en tu vida... ¿Qué más te da? Ni ésta ni otra etiqueta te va a revelar una verdad esencial de ti misma, ni te va a proteger de que tu vida sea cambio, ni va a hacer que desees más a uno u otro sexo. Quizá a tu novia le sirva como expresión de compromiso. Y en ese sentido sí que puede poner un grano de arena en la montaña de cosas que hacen falta para que una relación tenga sentido.

Que tengas mucha, muchísima suerte."

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Cualquiera posible. De bi a homo, de homo a hetero, de hetero a homo, de hetero a bi, etc.

      Eliminar